Spread the love
Rate this post

Febrero el mes del amor, empezó a celebrarse el amor de pareja y ya vamos por el amor y la amistad.  Yo buscándolo bueno en todo…

 

Me parece divertido que como sociedad planetaria, nos pongamos de acuerdo para atender las cosas por días, así le otorgamos un ratito de atención a diferentes temas que necesitan ser atendidos todo el año, pero los hacemos más visibles y presentes un día en especial.  Algo así como nuestro cumpleaños.

 

Hablando de amor de pareja, en la selección de una, para mi entender, influyen varias cositas, o quizás más de las que acá te comente, (que los expertos académicos se sientan libres de comentar),

 

Una es el aspecto físico, por cierto ¿has notado que hay parejas que se parecen? De hecho una no sabe a quién se parecen los hijos porque ya los padres se parecen entre sí.

 

Otra es el tipo de padres que hayamos tenido, si estos fueron estrictos y controladores, te decían que hacer y cómo hacerlo. O si bien fueron muy permisivos y tu podías ir y venir a tu ancha.  ¿Cómo fueron los tuyos? ¿Qué tipo de madre eres tú?

 

Otra es tu forma de ser. Y aquí detente un ratito a mirar dentro de ti, cierra tus ojos.

 

Si a un padre estricto, tú reaccionas con rebeldía, pues quizá te buscas a una persona muy distinta a tu padre estricto. Si reaccionas como víctima, podrías atraer a una persona que se parezca un poco a ese padre, como para que no haya conflicto. Al menos al inicio de la relación.

 

Si ves a tus hijos, te darás cuenta que unos son muy distintos a ti en unas cosas y muy parecidos en otra.  Claro que hay componente genético y cultural, pero en el ambiente del hogar tus hijos ya están observando modelos de comportamientos. Unos les gustarán y de otros se alejarán. Y esto influirá en la elección de pareja.

 

Tu autoestima, es clave en la elección de pareja. No solo en si es una baja o alta autoestima, sino en detalle, el cómo te concibes, el qué crees que necesitas, el qué crees que puedes aportar a la relación, es determinante en la atracción y elección de pareja.

 

La pareja es una gran oportunidad de aprender, en realidad la familia entera, pero pareja, padres e hijos, creo que nos hacen el curso intensivo.

 

De la pareja podemos aprender a gestionar una empresa, que es nuestro hogar. Cuyo bienestar económico, emocional y mental depende en buena parte de nuestro bienestar individual y de pareja.

 

Conlleva trabajo en equipo.

Resolución de conflictos.

Desarrollo individual y en pareja.

Aprender de mí para saber lo que quiero.

Aprender a pedir lo que quiero.

 

Cuáles son mis luces y mis sombras, porque nos la puede decir alguien que me conoce íntimamente en lo emocional y mental. Y, por supuesto, las podemos verificar con nuestra conducta, no es que sea un acto de fe. Nos lo creímos porque él lo dijo.

 

Por ejemplo si mi pareja dice que yo soy egoísta, puedo pedirle argumentos para que él piense eso de mí. Y yo voy y miro mis acciones. Para concluir, si es así, en qué grado es así, en qué casos es así o concluyo, no no es así y quizá no estoy explicando mis acciones y están siendo interpretadas de forma distinta.

 

Y le digo: No yo no te presto mi teléfono, no porque no quiera que lo uses o que yo sea egoísta, es  porque temo perderlo, y me gusta asegurarme personalmente que está siempre en un lugar seguro. Teniéndolo tú, pierdo ese control. Pero si quieres usarlo, puedes hacerlo dentro de casa.

 

De esta forma te responsabilizas de lo que sientes, lo aclaras y das opciones de solución.

 

Es algo de lo que yo he aprendido pero cada quien aprende lo que le corresponde aprender y enseñar a sus hijos.

 

Lo que si te digo con toda mi seguridad es:

 

VOLTEA A MIRAR HACIA TI MISMA, CONOCETE, Y TE ASEGURO QUE TE ENAMORAS.

 

Cada día puedes maravillarte de lo que haces, con la emoción que lo haces y como lo haces.  Date la oportunidad de observarte, preguntarte y responderte. Te asombrarás y te enamorarás.

 

Para terminar, ya le dejo paso a mi niña interior que quiere compartir una rima (con el perdón de los poetas) de mi autoría je je je  para que la hagan canción.

 

 

El amor, el amor, el amor a mí

Me tiene feliz

Y en San Valentín

Elijo amarme a mí,

Solamente a mí

Desde aquí hasta el fin

Luego desde mí

Puedo compartir.

 

Puedo acompañarte en tus procesos internos de aceptación, perdón, comunicación y en general de mejoramiento personal. Puedes hacer CLICK AQUÍ y solicitar una sesión exploratoria de coaching.

 

Ánimo mamá, la vida es cada día

 

Mamá feliz, hijos felices

 

Todo empieza por tí

 

Sobre la autora:

Emil Pacheco Sandrea, Coach Personal, te acompaña en el viaje a tu éxito, al viaje al centro de ti, donde está un baúl con tesoros esperando que les permitas salir.

Si quieres seguir recibiendo herramientas de crecimiento personal, tips que te apoyan en tu cotidianidad, en cómo manejarte en tu familia. Inscríbete en el boletín gratuito, llenando datos muy sencillos, sin riesgo de spam y con privacidad en www.emilpacheco.com

 

Emil Pacheco Sandrea

Coach Personal

www.autoestimaparamamas.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies